Facebook

Psicoterapia Holística

A cargo de Sandra Dreifuss

Modalidad sesiones individuales presenciales o a distancia
Duración de 60 minutos
Frecuencia semanal o quincenal

Introducción
La psicoterapia holística toma en cuenta al ser humano como una unidad, como una totalidad en si misma, integrada a un todo más amplio.

La visión clásica de la medicina occidental ve al hombre como una suma de partes, especializando su mirada en algún aspecto puntual a modificar o resolver, distinta a la visión holística de la medicina oriental.

A partir del surgimiento del psicoanálisis, en Occidente, se comenzó a observar la relación entre síntoma físico y sintomatología psíquica, apareciendo la noción de psiquismo conciente e inconciente. Que algo sea inconciente, no quiere decir que no exista y se exprese para poder ser decodificado e integrado a la conciencia. Más adelante, con Jung y otros aportes, surge la noción de Inconciente Colectivo, ampliando la mirada sobre la matriz energética en la que está inserta el ser humano.

Luego, los conceptos de la física cuántica ayudaron a entender que estamos dentro de un campo de conciencia por el que circula la información y por ello lo que se nos presenta como situación de vida externa, es también un reflejo del estado interno de nuestra energía.

La psicología holística une entonces conceptos de occidente, y conceptos de oriente, tales como la visión energética de la enfermedad, la relación entre órganos y emociones de la medicina china, la polaridad presente en nuestro plano de conciencia(yin ­yang), el sistema de chakras hindú, que observa centros de energía que funcionan en todos los planos y cuerpos energéticos, etc…

Abordaje

En la última mitad del siglo XX y el comienzo del siglo XXI, se han desarrollado una gran cantidad de técnicas y herramientas muy válidas para poder abordar a un paciente en psicoterapia, que incluyen los conocimientos de oriente en el plano de lo energético y lo trascendente, integrándolos a los aportes de occidente.

Utilizar estas herramientas no implica una mezcla indiscriminada de elementos, sino la posibilidad de disponer de diversos recursos para trabajar en distintos planos de la conciencia. Para que esto sea más claro podemos decir que para abordar el plano mental, utilizamos la palabra, el lenguaje verbal. Una palabra puede movilizar una emoción, cuando esta aparece, podemos utilizar ejercicios respiratorios para hacerla circular o visualizaciones para unirla a la imagen inconciente que movilizó esa emoción.

Si nos quedamos en ese plano, lograremos limpiar, entender y tal vez modificar alguna situación de nuestra vida. Pero hay oportunidades en las que necesitamos entender el sentido de nuestra vida o el de nuestro momento actual. En estos casos, buscaremos ejercicios y meditaciones que nos ayuden a ver este momento actual en relación a un proceso más amplio de desarrollo de nuestra conciencia como seres humanos encarnados en un cuerpo físico, haciendo un aprendizaje en la Tierra.

La psicoterapia holística es un modo de ampliar nuestra identidad, integrando los aspectos que están en la luz y los que se ocultan en la sombra

Partiendo de los síntomas y conflictos que trae el paciente-consultante sobre sus dificultades familiares, vinculares, laborales, físicas, emocionales, existenciales, intentamos encontrar un alivio a la sintomatología comprendiendo el mensaje que nos transmite esa dificultad. Tomamos el síntoma como la expresión de un aspecto que no podemos aceptar concientemente y que debe mostrarse “como puede" para ser escuchado. Nuestro intento es arribar por distintos medios al origen del conflicto-síntoma para desbloquear o descongelar lo que se ha detenido en el tiempo, quedando afuera de nuestro proceso de evolución conciente. La idea no es luchar contra, sino darle lugar a la energía que dejamos afuera, reconociendo y aceptando que es nuestra y forma parte de nuestra matriz energética. Si logramos aceptarla e integrarla, recuperaremos además una cantidad de energía que poníamos antes al servicio del "olvido" de esa circunstancia dolorosa.

Para esta tarea utilizamos la palabra y el diálogo, ejercicios energéticos, la carta natal, meditaciones, la técnica de decodificación de la memoria celular y en algunos casos también la terapia floral*, construyendo un vínculo confiable entre terapeuta y paciente, para lograr derretir bloqueos, integrando la sombra, ampliando la identidad y la conciencia dentro de un proceso que básicamente apunta al crecimiento interior.


* Las esencias florales tienen cada una de ellas una vibración diferente que movilizan diferentes estados anímicos . Ellas ayudan a transitar y elaborar las emociones, descubriendo y armonizando por capas los síntomas que se presentan en la conciencia.